viernes, 19 de octubre de 2018

Vicente Feliú, el Maestro (Fotos + Video)


Foto "robada" de su perfil de Facebook


 La noticia de la entrega del premio Maestro de Juventudes que otorga la Asociación Hermanos Saiz en Cuba a Vicente Feliú corrió rauda. Medios de prensa, se hicieron eco y por las redes sociales, muchos amig@s de todos los puntos cardinales fueron a su perfil de Facebook a felicitarlo y dejarle hermosísimos mensajes.
Publicada en el sitio de Cubadebate

  Todo el que conoce a este fundador de la Nueva Trova, no ha de extrañarse por tal homenaje, el autor de muchas canciones-himnos ha dedicado su vida de compromisos a promover la obra de los jóvenes, como padre trovadoresco ofrece espacio para que los continuadores de ese movimiento expresen inquietudes, guitarra mediante, y no escatima tiempo para escucharlos y ofrecer atinadas lecciones.
  No voy a referirme aquí a la biografía intensa de este guevariano-guerrero de la palabra y poesía, considero que con este gesto de los creadores de la AHS se ha hecho justicia. En cualquier escenario donde Vicente regale su obra es palpable su admiración por los jóvenes y ellos le retribuyen, aunque la travesía se llene de escaramuzas.
  De la estirpe de los hombres que no se rinden, con su guitarra a cuestas anda el juglar por el planeta, humilde como los grandes, agudo como los que siempre están dispuestos a comerse el mundo para hacerlo mejor.
  Estoy segura que atesorará este nuevo reconocimiento que lleva en el rostro de nuestro Martí “todo el decoro del mundo”, y será punto de partida para continuar con el sacerdocio de servir a los demás, de no rendirse, de no sentarse en las sillas del camino, de seguir creyendo en esa “razón que no permite espera”.
  Vicente: “Nadie se va a morir menos ahora…

Contenidos relacionados:
https://www.cancioneros.com/nc/308/0/creeme-vicente-feliu
http://segundacita.blogspot.com/2017/11/mi-hermano-vicente.html 
https://www.facebook.com/vicente.feliu/posts/10217407842572207?comment_id=10217411446062292&notif_id=1539959215936022&notif_t=feed_comment_reply

Video
https://www.youtube.com/watch?v=BcnArkaNQLY

 

jueves, 30 de agosto de 2018

Carilda: Quiero que mi obra sirva de algo a la gente (+Fotos y Audio)

En su cumpleaños 95 fue condecorada con la Distinción por la Cultura Cubana


El café con su nombre se podía tomar en el Centro Comerical Variedades, de Matanzas, ya no...
Cuando los 50 años de su Canto a Fidel

En uno de sus cumpleaños, en la casa social de la UNEAC, con ella siempre había noticias
  “Quiero que mi obra sirva de algo a la gente, no de consuelo, sino de inspiración” me dijo una tarde calurosa, poco antes de cumplir sus nueve décadas de vida, cuando todavía escribía de madrugada y a mano “porque no me gustan las computadoras” afirmó con sonrisa cómplice en su casona colonial de la Calzada de Tirry 81.
  Carilda Oliver Labra es así, y hablo en presente, su voz la guardo en múltiples archivos donde cuenta de la familia, la Patria, su obra y las urgencias para dejar todo arreglado antes de que llegara ese aliento último que inevitablemente arranca la vida y coloca al ser humano en la perpetuidad de la memoria.
 
  Cuando la familia toda abandonó el país ella prefirió “viajar de Cuba para Cuba”, cuando su papá preguntó si le preparaba pasaporte...y afirmó en más de una ocasión que “El que mira a una palma, nunca se puede ir de Cuba...”
  De preciosos ojos claros y voz melodiosa Carilda vivió 96 años como quiso, “todas las mañanas me despierto y doy gracias al sol. A mí nadie me ha enseñado a vivir, mucha gente me ha enseñado a morir, pero no lo han logrado, eso será cuando Dios quiera...” susurró aquel día cuando el colega Ventura de Jesús García y esta periodista llegaron a entrevistarle.
  En la madrugada de este agosto, también caluroso, cerró los ojos para recorrer el infinito, tal vez viaje vestida de azul, de verde o de blanco, con un verso fino a la mano, y en su equipaje el cariño de su pueblo, la gente de su ciudad: Matanzas a la que le dedicó los más bellos versos, y en la cual vivió, sufrió, amó y fue feliz. “…la gente pensará que estoy loca, de todas maneras siempre me han considerado que no ando muy bien y a lo mejor es verdad, entonces bendita sea la locura, si estar demente es estar feliz...”
  Conoció y compartió con intelectuales renombrados como Ernest Hemingway, el escritor norteamericano,  el poeta español Rafael Alberti, la siempre presente Gabriela Mistral, el uruguayo Mario Benedetti, quien estuvo en la casona de patio interior entre gatos noctámbulos y libros amarillos, a Pablo Neruda, Gabriel García Márquez y otros muchos que dejaron una huella imborrable en las letras para la humanidad.
El día que celebramos los 40 años del Canto a Fidel, el poema "guerrillero que subió a la Sierra Maestra"
  Su sillón quedará vacío porque su cuerpo frágil no volverá a mecerlo, el ojo mágico de la robusta puerta no tendrá el reflejo claro que escudriñaba celoso, sus urgencias dejarán de serlo, en los últimos tiempos dijo que se reencontraba con su obra “en labor de depuración, no de arreglar, sino quitar, es trabajo bueno para el poeta, me conduce... porque las inspiraciones son pocas, porque la vida va dejando lo que pudiéramos decir las grandes palabras, los grandes temas, porque ya el amor no es el de cuando empieza, es cristalizado, profundo, que produce otro tipo de literatura, que puede producir prosa, donde se hable de ese amor...”
  Los que la conocimos de cerquita, los que la vieron alguna vez, los que nunca llegaron a escucharla, repetirán aquellos versos, nacidos de la desesperación y la angustia; ¡¡pero tan humanos!!

La Tierra
Cuando vino mi abuela
trajo un poco de tierra española,
cuando se fue mi madre
llevó un poco de tierra cubana.
Yo no guardaré conmigo ningún poco de patria:
la quiero toda
sobre mi tumba.
 
Contenido relacionado
Audios
https://www.ivoox.com/carilda-habla-su-poema-epico-canto-a-audios-mp3_rf_28215507_1.html 
https://www.ivoox.com/carilda-habla-familia-audios-mp3_rf_28215153_1.html
 
La noticia: http://www.acn.cu/cultura/36630-fallecio-carilda-oliver-labra-excelsa-poeta-cubana
Las exequias: http://www.acn.cu/cuba/36641-ofrendas-florales-de-raul-y-diaz-canel-en-exequias-de-carilda-oliver
(fotos de Marisol Ruiz Soto, Roberto Jesús Hernández, Ramón Pacheco Salazar y Rosa Encina)

sábado, 28 de abril de 2018

Feliz 92 veces! (+Fotos)

Silvio
Fotos de Víctor Gabriel Oliva y Kaloian Santos


 Ante los primeros acordes de El Mayor abrió desmesuradamente los ojos y le dijo a la persona que tenía a su lado: - Esa es la que yo quería escuchar! Y se puso a cantar de punta a cabo…”El hombre se hizo siempre…”
Silvia Matamoros, vive en el Consejo Popular de Punta Brava, muy cerca de la Plazoleta XX aniversario donde tuvo lugar el concierto número 92 que el trovador Silvio Rodríguez lleva a los barrios periféricos de La Habana y de otras provincias de Cuba.
Silvia Matamoros, tiene 74 años de edad y dice que escucha a su “tocayo” invariablemente, porque le conmueve la poesía que hay en cada canción, por eso cuando se enteró de que el autor de Ojala se presentaría para los  pobladores de Punta Brava, fue de las primeras en llegar para “agarrar un buen puesto” y no perder el mínimo detalle.

miércoles, 28 de febrero de 2018

¡Concesiones!



  Como en un remolino debieran estar ahora mismo las cenizas de Santi, él zurdo hasta la médula empeñado en cantar y contar verdades, con la lírica siempre, y sin ceder ni por un instante el paso a la mediocridad, banalidad o mal gusto, que es lo mismo.
  Me avergüenzo, en buen cubano, cuando leo la entrevista que el colega Michel Hernández hiciera a Descemer Bueno, y aunque respeto criterios ajenos, me niego a comprender que alguien en su sano juicio, defensor de la cultura cubana comparta algunas de las declaraciones del artista.
  “Creo que ya hice todo lo que podía hacer por la música cubana y verdaderamente no ha sido del todo favorable para mí. Ahora ha llegado el punto de preocuparme por mí. Hay un momento para todo en la vida”.
  Así confesó quien compartió música con Santiago Feliú, donde tocaba el bajo y otro grande como Robertico Carcassés se sentaba al piano, que participó en ese proyecto llamado Yerba Buena, nominado incluso a los premios Granmy y salía por los poros la raíz de la música cubana, esa que es sensible y que ha recorrido y recorre el mundo.

sábado, 17 de febrero de 2018

De la voluntad, aprendizajes y periodistas

Yirmara Torres, al centro, resultó reelegida como presidenta en Matanzas
  A propósito del proceso de asambleas por el X Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).
  Hay una canción de mi hijo que se titula Lares, y este puede ser cualquier lugar, desde un país hasta el pedacito desde donde cada día hacemos lo que nos toca.
  La historia cuenta de la inercia, oídos sordos, respuestas esquivas y peripecias para llegar...
  Me acordé del tema porque viene como anillo al dedo a los análisis y debates que hicieron mis colegas en la Asamblea provincial de Matanzas.
  Se trata de la voluntad para acercarnos diariamente con el ánimo de cambiar nuestras redacciones, de salir a buscar la verdad y decirla, decirla bien, con profesionalidad y argumentos para que nadie pueda cuestionarnos.
Se trata de la voluntad para respetar la ética, criticar sin saña y reflejar las historias que escriben los cubanos todos los días, sorteando las verdes y las maduras porque la cuenta del bolsillo no da. Pero son historias que merecen ser contadas.
  Los periodistas integramos la sociedad y nuestra función es reflejarla. Somos mediadores, canales, entre las estructuras que rigen el sistema social que escogimos, y los receptores. Eso no lo podemos obviar, porque perdemos el rumbo.
  Hay que tener voluntad para participar en la confección de la agenda, sin mediaciones externas, responsables, para que esta se parezca más a lo que piensa la gente.
  Voluntad para levantarnos de los tropiezos, utilizar la tecnología, acercarnos, socializar, y concretar productos multimedia, porque por ahí va el mundo, y es fatal quedarse retrasado, en la actualidad los misiles vienen en códigos encriptados, titulares ambiguos y millones para subvertir.
  La mayoría de los que hoy ejercemos esta profesión en Cuba, o el "mejor oficio del mundo" como lo llamó el Gabo, somos quienes somos gracias a la obra que soñó y cumplió un hombre que se alzó en las lomas y puso el pecho a las balas. Por eso ser objetivos, que es sinónimo de profesionalidad, es evocarlo y recordarlo siempre.
 Educar también es principio de nuestra profesión. Aunemos voluntades para educar a quienes no entienden todavía el papel de los medios y los periodistas en el socialismo.
 En esta etapa que evalúa el Congreso de la UPEC en la base se muestran resultados, sin embargo lamentamos que se fueran valiosos jóvenes porque el tema salario sigue dilatándose, nos falta en atención a los jubilados porque siempre es poca y las carencias muchas.
  Hacer el periodismo que hoy necesita el país , esa es la idea, sin triunfalismos, ni hipercriticismo, si lo hacemos bien, nos merecemos el respeto.
Y vuelvo sobre la canción del inicio:
"Lares resultó enojarme tanto por su incompetente libertad,
al aprendizaje para el cambio, solo le hizo falta voluntad"
Alfonsito Llorens, como siempre nos estremeció con música cubana

Ivan González, periodista jubilado, pero no retirado