miércoles, 21 de septiembre de 2016

Tongo



(de Crónicas de mi Aldea, libro en preparación)

  En cada lugar de este mundo existen personajes que sobresalen por alguna determinada razón. Unos porque son inteligentes, otros porque son demasiados brutos; los hay que quieren vivir fuera de la ley, y otros porque, simplemente, están locos...
  El ingenio no escapaba a tal afirmación, tal vez las novedades se conocían y caminaban demasiado pronto, debido a aquel proverbio que repiten los de más acumulada experiencia: "En pueblo chiquito, infierno grande"
Las calles del ingenio actualmente

  Tongo, que en realidad se llamaba Antonio, fue hombre de trabajo, tuvo varios hijos varones y una hembra; su esposa era, literalmente, un amor de persona.   Vivían en una casa amplia y cómoda, por los ventanales de barrotes se colaba la brisa a toda hora. Como era una construcción de madera con techo de tejas, se facilitaba la ventilación.
  Sentarse en el portal de aquella modesta vivienda a la sombra de los árboles de chirimoya, mango, aguacate o mamey resultaba agradable y relajante.
  Solo que Tongo tenía un carácter bastante impulsivo y por las cosas que hacía, rayanas en el arrebato, mucha gente en el ingenio más que respetarlo, le temía y cada vez menos muchachos se acercaban para buscar los mangos maduros que reposaban debajo de las matas, o para arrancar la dulce y olorosa guayaba, porque el hombre casi poseído, salía gritando improperios lo mismo con un machete, que con una guataca en la mano, dependía, claro está, de la labor que estuviera realizando en aquel momento.
  La madre de Bárbara María mostraba gran afecto por el señor, que tal vez vino de Islas Canarias a echar raíces en aquellas tierras fértiles, y también por Lolita, la esposa.
  Siempre que en el trayecto para casa de la abuela había que transitar cerca de la casa de madera y tejas donde Tongo tenía su emporio, saludaba y conversaba brevemente con la mujer, evitando la invitación a sentarse en el portal. Amalia también sentía cierta sensación de miedo cuando recordaba los desplantes de Tongo.
  En una ocasión el isleño alimentaba a su vaca predilecta, animal que comía de su mano. Le daba cogollos de caña fresca en abundantes porciones, al punto que el rumiante mostraba incomodidad y devolvía la gramínea.
Pudiera ser la vaca...
  La esposa cariñosa y dulce le suplicó que no siguiera dando más alimento al animal, y Tongo, con los ojos encendidos por la furia, haciendo galas de ser uno de esos personajes que pasan a la historia de los pueblos chiquitos, gritó desaforadamente: "Cada vez que le pregunto si quiere más, me dice que sí con la cabeza. Por lo tanto le estaré dando caña hasta que me diga que no...


Contenido relacionado:
 http://barbarisimacuba.blogspot.com/2012/09/villa-turbina.html
http://barbarisimacuba.blogspot.com/2013/01/el-medico-que-no-fue.html
 

lunes, 5 de septiembre de 2016

Din dila din delá… (+Fotos)


El Viti bien temprano estaba listo para iniciar el curso escolar

Antes de salir para el IPVCE

   El Viti, mi hijo menor, sin remolonear se tiró de la cama al primer llamado, en un dos por tres estaba listo para salir hacia la escuela. Es su segundo año en el Instituto Pre Universitario Vocacional de Ciencias Exactas Carlos Marx, de Matanzas, en Cuba, aunque en las vacaciones no perdió el contacto con sus compañeros y amigos de clase, ahora vuelven a encontrarse para compartir conocimientos y hasta el pan de la merienda.
  Me queda la nostalgia de aquellos primeros días cuando se iniciaba como un estudiante y lo llevaba de la mano para cruzar la céntrica calle de Milanés que conducía a su escuela primaria. Allí donde también estudió su hermano.

lunes, 8 de agosto de 2016

Fidel no cabe en un poema (+Fotos)


El 5 de marzo de 1997, Fidel estuvo en Matanzas y junto a Carilda celebraron los 40 años del Canto (foto archivo de la autora)
Entrada a Matanzas el 7 de enero de 1959


 “No me atrevería a escribirle ahora, sería demasiado presumido, la figura de Fidel no cabe en un poema” aseveró hace algún tiempo Carilda Oliver Labra, Premio Nacional de Literatura, cuando algunos periodistas indagaron si alguna vez volvería a dedicar versos a Fidel Castro.
 Carilda con la sencillez que le es afín, siempre afirma que su Canto a Fidel estuvo inspirado en la lucha de la Sierra Maestra, en febrero de 1957 cuando vio en la revista norteamericana Life la entrevista que Herbert Mathew hiciera al líder de la Revolución quedó prendada ante la foto del hombre que conoció en sus años de estudiante de derecho en la Universidad de La Habana, y que en aquel momento conducía a los guerrilleros en la zona oriental de Cuba, en una lucha desigual contra la dictadura de Fulgencio Batista.
Muchas veces contó Carilda que el poema "salió solo" y expresaba sentimientos de una joven cubana con ansias de libertad.
 El Canto… ,que integra el conjunto de poesía épica de la autora inquilina de la Calzada de Tirry 81, en la urbe de los ríos y los puentes, fue compuesto al mes siguiente (marzo 1957) y enviado a la Sierra Maestra dentro del zapato de un combatiente, de manera clandestina alcanzó los predios donde se libraban los combates y se organizaba la invasión a la región del Occidente de la Isla.
La voz de Violeta Casals, otra oriunda de Matanzas, le dio lectura por Radio Rebelde en los inicios del año 1958 y al triunfo de la Revolución fue publicado en los periódicos locales de la ciudad conocida como Atenas de Cuba.
El libro Los Huesos Alumbrados, ganador de un concurso nacional, lo incluye entre sus poemas, junto a otros dedicados a Abel Santamaría, José Antonio Echeverría, el asalto al Cuartel Goicuría y el propio Canto a Matanzas, antológicos versos que definen la lealtad de la poetisa  a la tierra que la vio nacer un seis de julio de 1922.
Cuando en el mes de marzo de 1997 Fidel se trasladó a Matanzas para celebrar los 40 años del Canto junto a Carilda y otros intelectuales, recordó que fue un poema guerrillero que tuvo que subir la Sierra Maestra, no lo consideró un homenaje a su persona; sino la expresión de lo que estaba haciendo el pueblo. Dijo: “Recuerdo el poema, el gesto, la valentía, el estímulo, y sobre todo escribirlo en aquellos tiempos…”
A Carilda, una de las voces más importantes de las letras en Hispanoamérica se le conoce por su obra lírica y erótica; aunque la épica integra también sus más de 20 libros publicados. Con sus 94 años de edad y en su casona colonial, conserva el abrazo de Fidel y sus elogios al Canto, e insiste en que la figura de este Revolucionario universal no cabe ya en un poema…


FIDEL ES FIDEL!!

En Matanzas el 4 de noviembre de 2001 cuando pasó el huracán Michelle


En Jagüey Grande, el 11 de noviembre de 2001 a una semana del paso del huracán Michelle, allí dijo: "Los daños se resarcirán en tiempo record" y al año siguiente, en la plazoleta del antiguo central Australia entregó más de un centenar de viviendas a los damnificados

En un cumpleaños de Elián, en la escuela Marcelo Salado, de Cárdenas

martes, 2 de agosto de 2016

Verano, calor, vacaciones y otros despistes

Hace rato que no "posteaba" nada por aquí. De verdad que entre los últimos días de clases y las prácticas laborales de mis alumnos de la Universidad, de primer año de periodismo, actividades de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), coberturas y vacaciones, el tiempo ha pasado. Nunca me olvido del blog, ni de los amigos que suelen visitarme; pero soy un ser humano, como solía decir mi abuelo "el perro tiene cuatro patas pero puede tomar un solo camino..."
En fin, sin lamentaciones, ya estoy de vuelta, de nuevo en la redacción con mis muchachos, esperando que inicien los juegos olímpicos, acontecimiento que atrapa la atención, esperando que lleguen los carnavales, para dar una vuelta en familia, esperando que baje un poco el sol para ir un rato a la playa, afortunados los que vivimos en esta ciudad que tenemos playas limpias y buenas en el litoral.
En este hemisferio ahora mismo el calor es sofocante, por eso un baño de playa en la tarde reconforta y si aparece una cerveza fría, pues mejor!
A la expectativa por el papel de mi país en las olimpiada de Río de Janeiro, confiada en que la peña Trovadores y Punto, de mi Rey, el día 12 de agosto, constituya también homenaje digno a Fidel Castro, prócer de América y del mundo.
Estuve una semana por Camagüey, ciudad patrimonial de gente laboriosa y amante de la preservación de cada detalle de su historia, caminar por las calles y apreciar el valor de la urbe del Mayor, Ignacio Agramonte fue reconfortante para el espíritu.
Prometo no demorarme tanto en volver. Por ahora, sigo en verano y con calor...

jueves, 9 de junio de 2016

Chocolate Baracoa, acaparado!




 Del acaparamiento y otras cuestiones relacionadas se habla desde hace rato, de esas personas inescrupulosas que se lo llevan todo para después revender y obtener ganancias sin esfuerzos, también, y de los que tienen que velar porque no ocurran esas ventas al por mayor en unidades minoristas, y de los que sin pudor y delante de tus ojos venden a grandes cantidades y después te dicen “se acabó”, bueno de esos, ni hablar!
 A quién no le gusta el chocolate? Muy raro es, pues ese producto del cacao es preferido por adultos y pequeños sin diferencia, energizante y sabroso al paladar, el chocolate es elegido por millones en el mundo y se consume en disímiles maneras.
 En Cuba a veces se pierde del mercado en moneda nacional. En las tiendas recaudadoras de divisas se comercializa en bombones, barras, africanas, en adorno para dulces finos y de múltiples formas; pero no siempre está al alcance de todos los bolsillos, por eso cuando lo vemos en la red de comercio siempre queremos deleitar al paladar con un “chocolatico”.
 Por estos días en mi ciudad de Matanzas lo he visto en barras “Baracoa” uno de los más sabrosos chocolates que existen, proviene de esa región oriental del país, líder en el cultivo del cacao, y a solo 6.00 pesos en moneda nacional.
 Me sucedió hoy, después de almuerzo, a mi colega embarazada se le hizo agua la boca cuando vio el peters, en su estuche de color azul pastel, y a 6.00 pesos cubanos!! Pues bien delante de nosotras la dependienta despachó rauda y veloz 40 barras por un lado y no sé cuántas más por el otro, y se acabó…
  Al interpelarla sobre lo sucedido, respondió en voz alta y descompuesta que ella no tenía ningún papel que prohibiera vender esas cantidades…
 Más de lo mismo, esa cadena que nos asfixia que tiene eslabones de desidia, irresponsabilidad, irrespeto, falta de ética, ese afán de maltratar al cliente, de mirarlo de arriba hacia abajo como si los dependientes fueran seres superiores…
 Aunque mi colega y yo fuimos de inmediato a ver al director municipal de comercio, este lamentablemente no nos pudo atender porque estaba en una reunión.
 La muchacha que mal nos atendió, no sabe que muy pronto le brotará en sus ojos, un orzuelo...