sábado, 11 de enero de 2020

¿Clandestinos?



Las máscaras de Dalí se usaron en el mundo contra el capitalismo


  Pareciera que estamos viendo una película de ficción y de baja factura. En un perfil de Facebook, esa red social en la que muchos coinciden nombrar como un gran solar, a donde algunos les da por gritar hasta vulgaridades, aparecen fotos y vídeos de algunas personas enmascaradas, utilizando nada menos que una de las máscaras de Salvador Dalí, pintor, escultor y escritor español nacido en la ciudad catalana de Figueras el 11 de mayo de 1904 y fallecido el 23 de enero de 1989.
  El uso de estas máscaras se extendió por el mundo justamente en movimientos anticapitalistas, la utilizó Julián Assange, fundador de WikiLeaks, en protesta contra el acoso policial capitalista por sus denuncias, fue también portada por movimiento de hackers Anonymous desde 2008, y ganó aún más popularidad en la serie La casa de papel, transmitida por Netflix (en realidad, producida por la española Antena 3), algo que nada tiene que ver con Cuba, por supuesto.
 Demostrada la incultura de los personajes que se hacen llamar Clandestinos.
Populares en la serie La casa de papel

  Para poner la tapa al pomo, se escudan detrás de la imagen de los actores Luis Alberto García e Isabel Santos, protagónicos del filme homónimo de Fernando Pérez, verdadera historia de amor y resistencia, que refleja la vida de los jóvenes que arriesgaban su vida, de verdad, para defender una causa justa, como fue la lucha en la Isla en la década del 50 del siglo XX contra la dictadura de Fulgencio Batista.
Otra clara muestra que tampoco estos personajes conocen de historia…

lunes, 9 de septiembre de 2019

Camilo Sesto
















  El domingo último, este 8 de septiembre, amanecía en las redes la noticia de la partida de Camilo Sesto, el ídolo de la canción hispana, que durante 50 años conquistó escenarios y a más fans que ningún otro ser viviente en el mundo del espectáculo.
Refugiado en su casa, en las afueras de Madrid, fue ingresado en un hospital y por fallos renales partió de este mundo al amanecer del 8, faltando pocos días para cumplir, el 16 de septiembre, sus 73 años.
Aunque siempre, y lo he contado otras veces a los amig@s, desde mis últimos años de infancia y en la adolescencia escuchaba a los Beatles y a los exponentes de la Nueva Trova cubana, tuve a Camilo Sesto en mi casetera, uno de los pocos cantantes de la época que atraía mi atención, tal vez por aquella voz preciosa con matices  de alegría o tristeza según correspondiera con la pieza que interpretaba, su registro inconfundible y la belleza de su rostro adornado con su cabellera oscura y ojos azules intensos.
 Lo escuchaba siempre, lo escuchaba igual cuando dijeron que estaba prohibido porque había ido a Chile en el 1974 a cantar a Pinochet, y después de mucho tiempo supe que había ido a Chile a cantar al pueblo y que hasta una canción escribió en contra del golpista, cuando se hospedaba en un hotel en Santiago...

lunes, 2 de septiembre de 2019

La madre que alimenta…

Los dos...



El día de la matrícula, no pudimos resistirnos a la clásica foto

Ya pasé por eso una vez y no deja el acontecimiento de sorprenderme y emocionarme. Ahora mismo El Viti, mi hijo menor, está encaminando sus pasos por los más de 80 escalones de la  Universidad de La Habana, la segunda más antigua de Latinoamérica, después de la de Córdoba, en Argentina.
A estudiar la carrera de Sociología en la Facultad de Filosofía e Historia se dirige, hoy es el primer día, y su hermano asumió acompañarlo para recordar también aquellos momentos, hace 12 años, cuando subió por la misma escalinata, a la misma Facultad y a estudiar la misma carrera.
El tiempo es implacable,  cuando veo en las redes sociales la foto de los dos ante el imponente edificio de la Madre Nutricia me percato que, a punto de ser abuela, ya el Viti dejó de ser el más “chiquito” está del mismo tamaño que su hermano y enrumba sus pasos hacia el futuro como profesional para “tomar el pulso” a la sociedad, investigar, especializarse y aportar soluciones desde la cientificidad.
Dichosas las madres en Cuba que hoy también ven a sus hijos ingresar en la Educación Superior con la confianza en que saldrán listos para enfrentar la vida.
El Viti estará en una beca, compartirá los días con otros muchach@s, se hará de amig@s para toda la vida, como su hermano que los atesora.
Dentro de 4 años volveré al Aula Magna a verlo recibir su título universitario.
Mientras en casa, estamos de fiesta y aunque la nostalgia me atrape ante su cama vacía en la noche, soy feliz. A partir de ahora una nueva etapa se inicia en la vida de mi hijo menor, lo apoyaremos en lo que sea necesario, con la certeza de que todo irá bien bajo la égida del Alma Mater.

   

lunes, 1 de abril de 2019

Núñez, fundador de tanto

 
Nuñez recibe el sello de manos del presidente de la asamblea del Poder Popular en La Habana
 A Orlando Núñez los años le pesan en la espalda, con ellos a cuesta subió al escenario a recibir el Sello por los 500 años de La Habana,  en el Concierto 100 de Silvio Rodríguez.
     La Asamblea provincial del Poder Popular en la capital decidió otorgar el reconocimiento al trovador, primer ciudadano en recibirlo; pero Silvio en gesto humano y divino cedió el honor a Núñez, “fundador de Ojalá y de tantas cosas” dijo el autor de Unicornio ante un auditorio numeroso, en la barriada de Jesús del Monte, en la tarde-noche del viernes último.
      Núñez cumplirá 70 años de trabajo en este 2019, siempre en el sector de la cultura y desde hace 24 en Ojalá, la Oficina del trovador a la cual llegó para fundarla y echar raíces junto a un grupo de gente laboriosa que Silvio les suele llamar los “invisibles-imprescindibles”.
      Con sus más de 85 años de vida el hombre de pelo cano y mirada intensa recibió el Sello dorado, aparentemente sin inmutarse, y volvió a sentarse bien cerca de donde el trovador regalaba canciones antológicas para no perder un detalle y tararearlas muy quedo, como para retenerlas por siempre.
      El concierto 100 trajo emociones diversas, desde el encuentro de seguidores del trovador de varias latitudes del mundo, el premio Pablo a la Gira Interminable, como bautizaron estas cruzadas por comunidades periféricas de la ciudad capital y otras del país, hasta la presencia de Yoruba Andabo, agrupación afrocubana invitada en esta ocasión, y que puso a bailar al más pinto en la tarde de marras.
      Silvio mencionó a las personas que en todo este tiempo le han acompañado en la noble misión de llevar la música y la cultura a lugares desfavorecidos, y evocó aquel primer concierto en septiembre del año 2010:
      “Esta etapa de los conciertos en los barrios empezó de pronto un día, hace ya algunos años. Surgió de la invitación de este compañero, el Mayor José Álvarez López, que atendía a La Corbata, un barrio de realidades precarias. Aquella experiencia, que nosotros hicimos por solidaridad, resultó muy gratificante y por eso la quisimos repetir en otro barrio, y después en otro, y aquí estamos…”
      La tarde se fue volviendo noche y la barriada capitalina de Jesús del Monte, por donde el 27 de enero pasó un tornado que echó abajo techos, paredes, árboles, tanques, autos y todo lo que encontró en su camino, era un multitudinario coro, cuyas voces afinadas unas y otras no tanto, gritaban al viento que “la era está pariendo un corazón”, “Eva deja de ser costilla” o “Te amaré, en lo profundo…”
      Silvio, sin perder un detalle recordó a los artistas e intelectuales que en estos años fueron invitados y ya no están en este mundo, y evocó al Santiago Feliú, quien partió antes de tiempo y ese propio día cumpliría 57 años.
      Para Bárbara se dejó escuchar con la visible emoción del juglar y de todos los que sintieron ahogarse la brisa, inagotable, azul infinita…   Mientras Lucy llevaba a punta de bolígrafo cada uno de los temas salidos de los acordes, Niurka desplegaba alas, los músicos vibraban, Olimpia se esmeraba en los controles de grabación, Mirtha, Amín, Pepín, Soca, Kaloian y tantos “imprescindibles” apasionados consumaban sus actos, casi heroicos.
      En el concierto del 7 de diciembre de 2013, en el barrio de La Marina, en Matanzas, en conversación exclusiva con esta periodista, precisamente sobre sus giras por los barrios, Silvio dijo:
     “Estar con la gente, es también una deuda que pago, porque yo salí de ahí; pero he tenido la suerte de que mi música se escuche… es la única forma que yo tengo de pagarle a este pueblo que es de donde yo salí en definitiva...  darle lo que sé hacer, lo que tengo, lo que he podido lograr, dárselo, dárselo y dárselo…”
       Es lo que ha hecho, es lo que hace y la gente acude y ese es el gran premio, y Núñez, con sus años a la espalda lo sabe, es cómplice, y sentado muy cerca del escenario, casi en susurro forma parte de ese coro gigante, delirante: “soy feliz, soy un hombre feliz y quiero que me perdonen por este día, los muertos de mi felicidad”.

martes, 26 de marzo de 2019

Archivos desempolvados


Aunque repiten el guión, seguimos aquí

A la memoria de mi padre… 

  Cuando era pequeña mi padre me contaba esa historia, porque él presenció el hecho y lo guardó en su memoria mientras estuvo en este mundo.
  Me aprendí algunos de estos versos y los recitaba en la escuela cada febrero, cuando en los matutinos se recordaba cuando desde el norte una avioneta quiso desaparecer de la faz de la tierra al Central España Republicana, en aquel momento el ingenio más grande la provincia de Matanzas. Ya pasaron 59 años y todavía tiran bombas, solo que ahora más sofisticadas…
  Mi padre me los recitaba y repetía el cuento de cómo vio sobrevolar la avioneta encima del ingenio, mi mamá y mi hermano, pequeño entonces, estaban en casa, sintieron la explosión y vieron a la gente correr rumbo al centro del batey atrapados por la curiosidad.

A pesar del tiempo, y aunque amarillo, está bien conservado y estará para la historia

  Debajo de la cama fue a parar Amalia con Armando Gabriel, seguramente solicitando a su Santa Bárbara que a Armando no le sucediera nada porque andaba por el las oficinas del tráfico, conversando con la gente que pesaba la caña y anotaba arroba por arroba en grandes hojas de papel cuadriculado.
 Los versos lo relatan todo. Hoy desempolvando papeles, que conservo, he encontrado documentos valiosos. Tal vez los vaya compartiendo de a poco, no puedo ser egoísta y quedarme con ellos…


sábado, 23 de marzo de 2019

Hablando de periodismo...


La noticia...Experiencia para socializar



Una y otra vez preguntan los nuevos estudiantes que llegan a la academia,¿ qué es noticia? Mientras inician el interminable debate si el periodismo es profesión u oficio…

Por más que el profesor explique e indique bibliografías, que pueden venir impresas o digitales, hasta que el estudiante no “choque” con una redacción en pleno proceso productivo, no podrá dar respuesta a la interrogante. Si es un alumno avezado y se “arrima” a buen árbol se adentrará en un mundo capaz de atrapar para siempre, de lo contrario, por más que se lo proponga nunca sentirá la incontenible sensación de salir a buscar, primero, y redactar, después, una noticia.

miércoles, 20 de marzo de 2019

Visibilidad, tiempo, actualizaciones y enlaces

Con beneplácito recibí la llamada del colega Yasel Toledo, sub director editorial de la Agencia Cubana de Noticias, medio de prensa para el cual trabajo desde hace ya más de dos décadas, me decía el joven periodista que mi blog, este blog está enlazado ya con el sitio www.acn.cu la página web de la Agencia.
Me avergüenzo a veces con los lectores que suelen pasar por aquí y que no ven posts nuevos; pero el tiempo, el implacable...no da respiros. Aunque suelo trabajar bastante porque mi profesión así lo exige, y además porque me gusta lo que hago, no siempre queda el espacio para dedicar al blog lo que merece.
Ahora con este enlace en la web, a la que llegan miles de cibernautas diariamente, requiere esta bitácora más actualización, plasmar esas historias que merecen contadas para que otr@s compartan y socialicen.
Cierto es que enlazada BarbarisimaCuba a la ACN tendrá mayor visibilidad, pero el día sigue teniendo 24 horas...
Gracias a tod@s por llegar hasta aquí y trataré de mantenerlos actualizados